de 2010    
Linea Ozono - Ozonoterapia Linea Ozono - Ozonoterapia
¿Quiénes Somos?    |    Ozonoterapia    |   Medicina Clínica   |    Medicina Estética   |    Contáctenos    
 

La Ozonoterapia y el diagnóstico de la FIBROMIALGIA

Es una afección que se caracteriza por dolor muscular generalizado y fatiga crónica. Debe su nombre al persistente dolor en los músculos y los tejidos conjuntivos fibrosos(ligamentos y tendones). Responde a una especie de Reumatismo NO articular. Es cada vez más frecuente en nuestra sociedad occidental y de gran trascendencia femenina. En el 80-90% de los casos afecta a mujeres de entre 30 a 50 años.

SÍNTOMAS

  • El DOLOR es el síntoma principal. La mayoría de las personas con Fibromialgia tienen puntos hipersensibles en el cuerpo, donde sienten el mayor dolor.
  • Aproximadamente un 90% de las personas con Fibromialgia se sienten constantemente cansadas y tienen problemas para dormir bien o para permanecer dormidos,es el denominado “sueño no reparador”.
  • Cambios de humor, depresión, ansiedad y/o dificultades para concentrarse.
  • Sensación de hormigueo y adormecimiento manos , brazos,cara y pies.
  • Migrañas
  • Distensión abdominal y períodos de constipación alternados con diarrea.

CAUSAS

La causa sigue siendo desconocida aunque día a día aparecen nuevas hipótesis relacionadas con investigaciones dirigidas a definir su origen.
Se han demostrado alteraciones de los músculos con niveles de oxigenación disminuidos,( de ahí que la Ozonoterapia puede resultar de invalorable utilidad), trastornos de las terminaciones nerviosas y la presencia de valores anormales de diversas sustancias que actúan en la regulación del dolor, con disminución de los valores de serotonina.

No cabe duda de que es multifactorial, y que en muchos casos , actúa como desencadenante un trauma emocional problemas con los hijos, estrés laboral, conflictos con su entorno.

LA OZONOTERAPIA CONSTITUYE UNA VALIOSA Y EFICAZ ALTERNATIVA EN EL TRATAMIENTO DE ESTA PATOLOGÍA.

El OZONO

  • Aumenta la oxigenación tisular. Los eritrocitos mejoran la absorción y transferencia de oxígeno. Se observa un incremento del 2,3 DPG, lo que facilita la cesión de oxígeno atrapado en la oxihemoglobina.
  • Incrementa la eficiencia del sistema enzimático antioxidante, el cual controla el exceso de radicales libres en el organismo. El cansancio y fatiga ceden.
  • Libera el dolor.
  • Aumenta la producción de serotoninas, por lo tanto mejora el estado anímico y general del paciente.
  • Potencia el sistema inmune.

TRATAMIENTO

  • Ozonización Combinada , por vía general y local-
  • Régimen de desintoxicación.
  • Recomendación a los pacientes de hacer natación suave en piletas climatizadas durante todo el año.
  • Yoga , streeching.

Una vez terminado el tratamiento de choque el paciente deberá continuar con sesiones de apoyo de 1 vez cada 15 días y luego cada mes. Los resultados obtenidos con éste enfoque son muy esperanzadores. Los pacientes mejoran la musculatura paravertebral disminuyendo el dolor y la contractura.La calidad de vida mejora ostensiblemente evitando así la invalidez.

 
.
Patologías
  • Alergias.
  • Alzheimer.
  • Antienvejecimiento.
  • Artritis Reumatoidea.
  • Artrosis.
  • Diabetes.
  • Estrés Oxidativo.
  • Fatiga Crónica.
  • Fibromialgia.
  • Hernia de Disco.
  • Jaqueca o Migraña.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Retinistis Pigmentaria.
  • Enfermedades Vasculares.
  • .

     

     

    GUÍA DE TRATAMIENTO PARA LOS PACIENTES CON FIBROMIALGIA
    Tratamientos en fibromialgia. Estado actual, e Implicaciones prácticas

    BASES DEL TRATAMIENTO
    El tratamiento debe dirigirse en el control del DOLOR, el CANSANCIO, las alteraciones del SUEÑO, las alteraciones PISCOLÓGICAS, y la mejora de la calidad de vida del paciente.

    EJERCICIO
    o Suave
    o Aeróbico
    o Regular
    o Progresivo
    o Realista
    o Llegar a 3 veces por semana
    o Duración 30 minutos
    o 60%-70% del rendimiento cardiaco máximo

    TÉCNICAS DE RELAJACIÓN
    o Relajación progresiva (Jacobson)
    o Relajación pasiva
    o Entrenamiento autógeno (Shutz)
    o Técnicas de control de la respiración
    o Atención focalizada de la respiración
    o Respiración profunda
    o Respuesta de relajación

    ALTERACIONES DEL SUEÑO
    o Buscar causas que la provoquen
    o Síndrome de Apnea del sueño
    o Síndrome de piernas inquieta
    o Provocado por el dolor

    ALTERACIONES PSIQUICAS
    Depresión
    Ansiedad
    Irritabilidad
    Disminución de la autoestima
    Pérdida de interés por lo que la rodea
    Aislamiento social

    El tratamiento de estas alteraciones psicopatológicas debe enfocarse junto al tratamiento de los síntomas principales de la enfermedad (Dolor, cansancio, alteraciones del sueño.. Etc.) que son a veces el origen de las alteraciones psicopatológicas ante las pocas perspectivas de futuro que piensa tiene la paciente.

    Es necesario disminuir en algunos casos la sobrecarga laboral y de las actividades domésticas. Consejos ergonómicos y medidas posturales. Facilitar un buen tratamiento local del dolor (masaje, TENS).

    CANSANCIO
    El cansancio puede ser debido a:
    o Depresión
    o Sueño no reparador
    o Trastornos específicos del sueño
    o Hipotensión

    COLON IRRITABLE
    Un 60% de los pacientes con FM lo padecen (Dolores abdominales, flatulencias, alternacia de periodos con estreñimiento y otros con diarreas, etc.)
    Conviene eliminar comidas que lo agravan. Disminuir el estrés. Reglas para el mantenimiento de un buen hábito intestinal.

    VEJIGA IRRITABLE
    Puede padecerla hasta un 40% de las fibromialgicas. Inicialmente puede existir un diagnóstico incorrecto con infecciones, cistitis , etc. Se caracteriza por una incomodidad suprapúbica, dolor con la micción, ganas de orinar con escasa evacuación. En algunas pacientes, este síntoma puede ser el equivalente a un punto gatillo localizado en la inserción inferior del músculo abdominal.

    DISFUNCIÓN DE ATM (Articulación temporomandibular) ó Síndrome de Costen
    • SÍNTOMAS
    • Espasmo doloroso de los músculos masticatorios. Chasquidos, dificultad para abrir la boca
    • Dolor a nivel del área del oído
    • Irradiación del dolor a sienes, cuello, mandíbula hombros
    • Cefaleas frontales
    • TRATAMIENTO
    • Férulas de descargas
    • Dieta blanda (2 sem)
    • Evitar sobrecargas en la articulación

    ALTERACIONES COGNOSCITIVAS
    Son comunes en los pacientes con fibromialgia (pérdidas de memoria, dificultad para concentrarse, olvidos, etc.). A veces pueden llevar a la paciente a pensar que se trata de una demencia precoz.
    Estas alteraciones están asociadas al dolor crónico y la fatiga, por ello el mejor tratamiento es el control terapéutico de estos síntomas.

    HIPERSENSIBILIDAD A ESTIMULOS
    30% de los pacientes con FM. Intolerancia a los cambios de clima (frío y calor), ruidos y luces fuertes. Es debido a la propia base de la fibromialgia, alteración del procesamiento de los estímulos externos con una ampliación de las sensaciones. Es necesario, que la paciente sea consciente de este problema y emplee tácticas para su anulación.

    VÉRTIGO
    Es una queja común. Es necesario buscar sus causas: postural, cervical, vestibular, enfermedades. Alteración propioceptiva de los músculos cervicales y esternocleidomastoideo, hipotensión mediada, efectos colaterales de algunas medicaciones.
    El éxito del tratamiento depende de un diagnóstico exacto.

    HIPOTENSIÓN MEDIADA NEUROLOGICAMENTE
    Las pacientes que sufren de este síntoma, no aumenta su tensión arterial en aquellos momentos que se necesita, como en el ejercicio, la bipedestación. Es necesario evitar los factores que la facilitan. Aumentar la ingesta de agua y comidas saladas. Evitar fármacos que incrementen la hipotensión.

    DISMINUCIÓN DEL DESEO SEXUAL
    El dolor, el cansancio y la fatiga disminuyen el deseo sexual. También pueden hacer lo mismo la depresión, la ansiedad y algunas medicaciones.
    Establezca una mayor comunicación con su pareja. A veces falla el dialogo, pensando que su pareja conoce todo de Vd. ya que llevan mucho tiempo juntos. Sea abierta y sincera con el. Manifieste sus preferencias. Planifique sus relaciones. Preocúpese más de su aspecto. Póngase atractiva. Sea creativa en el sexo.

    TRATAMIENTOS MENTE-CUERPO O MULTIMODALES
    Las mayores evidencias de la curación y mejora de la fibromialgia se encuentran en este tipo de tratamientos. Se trata de un abordaje integral de la enfermedad y sobre todo del paciente. Se diseña un plan específico para cada paciente , confeccionando un programa de ejercicios y estiramientos, un tratamiento local y general con ozonoterapia,una dieta saludable, masajes, y una reestructuración cognitiva de su estilo de vida y actividades.

    Si tenes fibromialgia, NO te encuentres desconcertada NI abatida, NO tengas dudas sobre tu enfermedad, CONSULTA FIBROMIALGIA (FM) y SINDROME DE FATIGA CRONICO (SFC)

    La Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica son dos enfermedades diferentes pero con una forma de presentación y síntomas muy similares, lo que confunde muchas veces al no experto. El diagnóstico diferencial entre ambas y el descartar otras posibles causas de dolor y fatiga, es fundamental para un correcto enfoque diagnóstico, pronóstico y terapéutico.

    La Fibromialgia es una enfermedad reconocida por todas las organizaciones médicas internacionales y por la OMS. Está clasificada con el código M79.0 de la Codificación Internacional de Enfermedades (CIE-10 en su última revisión).

    Aunque su causa es desconocida, cada vez se detectan más evidencias al respecto de una base genética que se expresa ante determinadas circunstancias y que condiciona una respuesta anómala (elevada) del Sistema Nervioso Autónomo Simpático (hipótesis), al menos en aquellos casos que cursan con una extraordinaria sensibilidad dolorosa ante el tacto, el roce o los estímulos térmicos mínimos (alodinia). La alta prevalencia de la Fibromialgia (hasta un 3% de la población general), hacen de este síndrome un problema socio-sanitario importante y de difícil abordaje.

    Las personas que padecen Fibromialgia (FM) sufren intensos dolores en distintas partes del cuerpo. El término mialgia indica dolor muscular; por el contrario, la miositis está causada por inflamación del tejido muscular y es un término inapropiado para la FM, en la que la inflamación está ausente. La FM es una condición músculo-esquelética compleja y de carácter crónico que ocasiona dolores generalizados y un profundo agotamiento que, en este caso, se supone relacionado con trastornos del sueño.

    En la FM el dolor está presente en los tejidos fibrosos, músculos, tendones, ligamentos y otras zonas. Se puede afectar cualquier tejido fibromuscular, pero los dolores del occipucio (parte infero-posterior de la cabeza), cuello (dolor o espasmo cervical), hombros, tórax, zona baja de la espalda y músculos de los glúteos y de la línea de articulación de la rodilla son los más frecuentes.

    En la FM el dolor tiene que ser generalizado (asociada en ocasiones a otro trastorno) y existen otras formas similares de dolor regional o localizado (por ej. Síndrome de dolor miofascial, relacionado con sobreesfuerzo o micro traumatismos). Además del dolor y el agotamiento, las personas con SFM experimentan algunos de los siguientes síntomas: trastornos del sueño, anquilosamiento y rigidez del cuerpo, dolores de cabeza o de la cara, malestar abdominal, vejiga irritable, parestesia, entumecimiento u hormigueo, dolores del pecho y costocondralgia (dolores musculares donde las costillas se juntan con el esternón), desequilibrios y mareos, mayor sensibilidad al medio ambiente, etc. Los síntomas tienden a fluctuar y no necesariamente ocurren simultáneamente.

    ¿Cómo se manifiesta la Fibromialgia?
    Los pacientes con FM se quejan de que les duele todo y manifiestan sentir fuertemente doloridos los músculos del cuerpo; muchas veces el dolor va acompañado de una sensación de quemazón o fatiga muscular.

    La FM puede ser leve, moderada o severa. De a cuerdo al caso, una persona con FM leve responderá a los tratamientos sintomáticos y seguirá trabajando y desempeñándose bien en casi todas las esferas de su vida. Alguien con FM moderada probablemente tendrá problemas en uno o dos aspectos de la vida cotidiana como por ejemplo en el ámbito laboral por ausentismo reiterado, o en los vínculos interpersonales, cuando surgen dificultades secundarias por la falta de comunicación y/o comprensión de los efectos que causa la sintomatología en general y el dolor en particular. Mucha mas complicada es la situación de la persona con FM severa (entre un 13 y un 17% de todos los casos) cuando a causa de la enfermedad estas personas dejan de ser socialmente activas y laboralmente productivas, quedando severamente descompensados.

    La intensidad del dolor puede fluctuar a lo largo del tiempo pero nunca desaparece por completo. El dolor acostumbra a ser más intenso por la mañana, durante los cambios de clima y durante los episodios de ansiedad y estrés. Cuando la persona afectada por FM permanece inmóvil por espacio de cierto período de tiempo (por ejemplo en el cine, la sala de espera o en una reunión social), sus músculos se vuelven duros y dolorosos. El inicio del movimiento por la mañana es dificultoso porque los músculos están rígidos y son a su vez dolorosos.

    Aunque la severidad de los síntomas varia en cada persona, la FM se parece a un estado de convalescencia de una enfermedad. Este aspecto y muchos de los síntomas de la FM tienen gran similitud con otra enfermedad crónica conocida como Síndrome de Fatiga Crónica, aunque existen características diferenciales que un experto valorará. En la actualidad, la FM es una enfermedad fácil de identificar y de diagnosticar por un equipo experto. La naturaleza difusa del dolor en todo el sistema músculo esquelético y la falta de alteraciones inmuno-endocrinas, son las características que ayudan a distinguirla del SFC. Los pacientes "tipo" de SFC y de FM, son diferentes.

    Hablemos un poco del dolor en la Fibromialgia
    Todos nosotros conocemos que es el dolor. Lo aprendemos desde muy temprana edad, sabemos que es parte de la vida, y oímos hablar de él en la TV, en la radio, etc. Existe una experiencia de dolor corriente que se experimenta regularmente en lo cotidiano. Solemos llegar a casa después de una larga jornada de trabajo con dolor de cabeza, de cintura o de espalda; sufrimos intensos dolores de brazos o de piernas después de un fin de semana intenso de actividad deportiva, o a continuación de un viaje o de una mudanza.

    Frente a la experiencia de dolor, todos tenemos expectativas. Una expectativa es que seguramente estamos frente a un tipo de dolor agudo que es temporal, que va a desaparecer con el tiempo, descanso o con algún tratamiento indicado médicamente. Sabiendo que hay un fin para este dolor particular, pronto aprendemos a manejarlo y a hacer lo necesario mientras dure para sentirnos mejor hasta que pase.

    Otra expectativa es que el dolor no interfiera con nuestras tareas, roles o funciones. Ninguno de nosotros espera que estos dolores lleguen a ser tan intensos y profundos que nos impidan levantarnos para ir a trabajar y cumplir con nuestras obligaciones y responsabilidades. La FM causa dolor crónico que es muy distinto del dolor agudo.

    No nos podemos levantar de la cama, nos duele cualquier lugar del cuerpo donde quiera que lo presionemos. Cada músculo del cuerpo nos duele pero igual nos tenemos que levantar e ir a trabajar. Este tipo de dolor es el que cada persona con FM atraviesa cada día y a pesar de ello, trata de hacer todas sus tareas diarias (sin éxito, por supuesto) a pesar del dolor. El dolor crónico deriva del dolor agudo. En la FM, los dolorosos puntos sensibles son la fuente del dolor crónico. Estos puntos sensibles están situados a largo del cuerpo y pueden desarrollarse en varias formas, aunque todavía no se comprende exactamente como se originan. Un trauma, infecciones, inflamaciones o factores hereditarios podrían incrementar las señales de dolor en los músculos y nervios. En lugar de sanar o de volver a la normalidad después de cualquiera de estos posibles daños, estos nervios sensibilizados causarían cambios en el sistema nervioso central volviendo mas sensibles y muy excitables a los canales nerviosos, haciendo que los mismos emitan espontáneamente señales dolorosas todo el tiempo. Permanentes cambios ocurren en la interacción entre los nervios y los músculos en todo el cuerpo, causando la aparición de estos puntos sensibles.

    Además de los dolores físicos las personas con FM sufren de otros tipos de dolores: dolor emocional y psicológico que sobreviene como efecto de enfrentar cotidianamente temores, dudas, confusión, estrés, tristeza, culpa y variadas preocupaciones que la limitación física le impone y daño moral por la falta de un trato digno .

    La causa de la FM es aún desconocida y objeto de investigación. Los estudios médicos se han orientado a observar si hay lesiones en los músculos, alteraciones inmunológicas, anomalías psicológicas, problemas hormonales, alteraciones en la fisiología del sueño o en los mecanismos protectores del dolor. En este sentido se han detectado en personas con FM niveles bajos de algunas sustancias importantes en la regulación del dolor (particularmente la serotonina) y niveles elevados de sustancias productoras de dolor en el sistema nervioso (sustancia P), así como alteraciones en los receptores NMDA.

    La serotonina se encuentra en el cerebro y su misión es regular la intensidad con que se percibe el dolor. En personas con FM esta sustancia se encuentra disminuida.

    El neurotransmisor P (viene de pain, dolor en inglés) se encuentra en la médula espinal actuando de intermediario en la recepción del dolor desde la periferia hacia los centros superiores. En el caso de la FM, el dolor en diferentes partes del cuerpo que presentan los pacientes podría no siempre ser debido a una enfermedad en esos órganos, sino a una primaria anormalidad en la percepción del dolor por parte del Sistema Nervioso Central (SNC).

    La percepción del dolor es regulada en parte por una porción del SNC llamado Sistema Nervioso Autónomo (SNA). Esta región controla funciones involuntarias tales como la respiración, la regulación de la temperatura y la sudoración. En los pacientes con FM, hay numerosos síntomas que pueden estar relacionados a una disfunción del Sistema Nervioso Autónomo como por ejemplo las sensaciones anormales de temperatura corporal, enrojecimiento de las mejillas y alteraciones en la percepción del dolor.

    El dolor crónico presente en la FM (un tipo de dolor neuropático en opinión de muchos expertos y mantenido por una hiperactividad del Sistema Nervioso Autónomo Simpático) está dado por una interacción compleja de los mecanismos fisiológicos y neurológicos. Los puntos sensibles tienen su razón de ser a partir de las deficiencias fisiológicas entre los músculos y las terminaciones nerviosas que resultan en una alta concentración de las proteínas del dolor (sustancia P, serotonina y otros neurotransmisores), las cuales causan una hipersensibilidad química de los puntos de dolor.

    No solo existe esta hipersensibilidad nerviosa mas fácilmente activada que manda señales de dolor al cerebro, sino que paralelamente, parece haber una pérdida de la habilidad para interrumpir la emisión de estas señales y regularlas. En lugar que las señales asciendan, den el mensaje y paren, se establece un circulo vicioso de estimulación del dolor repetitivo. Consecuentemente los puntos sensibles están doloridos no solo cuando son presionados en forma manual, sino también en forma permanente y espontánea.

    Por otro lado, se esta estudiando el papel que las infecciones virales y bacterianas cumplen como posibles causas o desencadenantes de la FM. Se especula que los mismos no causen la FM sino que parecen despertar algunas anomalías fisiopatológicas latentes que ya estaban presentes en estos pacientes.

    En todo caso, sabemos que el dolor neuropático de la FM es de origen central y no periférico, razón por la cual la mayor parte de tratamientos dedicados a las zonas dolorosas, no son efectivos en el medio y largo plazo.

    También sabemos que, aunque muchos pacientes con FM presentan trastornos psíquicos, estos no son la causa de la enfermedad, aunque deben ser diagnosticados y tratados convenientemente, pues el dolor tiene siempre un componente subjetivo que incide en la severidad de su vivencia.

    ¿Cómo se diagnostica la Fibromialgia?
    En la actualidad no existe ningún análisis de laboratorio para el diagnóstico de la Fibromialgia. Para su diagnóstico primero se deben eliminar otras enfermedades que tienen síntomas similares y en este sentido existen algunas determinaciones básicas muy necesarias. Además según los criterios diagnósticos oficiales, establecidos en 1990 por el Colegio de Americano de Reumatología (ACR), un paciente tiene que presentar dolores generalizados en los 4 cuadrantes del cuerpo por un período de por lo menos tres meses, y debe tener 11 de los 18 puntos sensibles cuando el médico le examina sitios específicos del cuello, los hombros, el pecho, la cadera, la rodilla y el codo .

    Puntos sensibles dolorosos:
    Occipucio bilateral, parte infero-posterior de la cabeza, en la inserción de los músculos occipitales.
    Cervicales bajas, en las caras anteriores de los espacios intertransversos en la vértebra cervical cinco (C5) hasta la vértebra cervical siete (C7).
    Trapecio, a medio camino de su borde superior.
    Supraespinoso, en sus orígenes, por arriba de la escápula, cerca del borde interno.
    Segunda costillas, a nivel de la inserción de las segundas costillas sobre el esternón.
    Epicóndilo externo, en el relieve óseo del húmero donde se originan los músculos extensores del antebrazo.
    Glúteo, en los cuadrantes superiores externos de los glúteos, en el pliegue anterior del músculo.
    Trocánter mayor, a nivel de la cresta del trocánter mayor del fémur, un relieve óseo en el que se insertan los músculos piriformes que sirven para rotar externamente el muslo.
    Rodilla, en el tejido subcutáneo de la parte interna, por arriba de la línea de la articulación.

    Todo ellos en un contexto asociado con fatiga, tratornos del sueño, síndrome de intestino irritable, parestesias, trastornos cognitivos y trastorno de ansiedad o depresión o ambos.

    Para hacer el diagnóstico de FM deben cumplirse ambos criterios (dolor difuso y dolor en los puntos dolorosos). Para que el diagnóstico sea válido, la duración del dolor y la sensibilidad es estos puntos musculoesqueléticos debe ser como mínimo de tres meses. La presencia de un segundo padecimiento no excluye el diagnóstico de FM, aunque esta norma está en revisión en unos nuevos criterios propuestos.

    Criterios obligatorios
    1. Presencia de dolores generalizados o rigidez significativa, que afecta al menos 3 localizaciones anatómicas, durante al menos 3 meses o más.
    2. Ausencia de causas secundarias como traumatismos, infecciones, enfermedades endocrinas o tumorales u otras enfermedades reumáticas.

    Criterio mayor
    Presencia de 5 puntos característicos de dolor (puntos sensibles).

    Criterios menores
    Modulación de los síntomas por la actividad física.
    Modulación de los síntomas por factores atmosféricos.
    Agravamiento de los síntomas por la ansiedad o el estrés.
    Sueño no reparador.
    Fatiga general o laxitud.
    Ansiedad.
    Cefalea crónica.
    Síndrome de colon irritable.
    Sensación subjetiva de inflamación.
    Entumecimiento.
    Se requiere cumplimiento de los criterios obligatorios más el criterio mayor y 3 criterios menores. En el caso de no cumplir con más de 3 o 4 puntos de gatillo se requieren 5 criterios menores.

    Otros síntomas asociados
    Además de los criterios diagnósticos comunes a la enfermedad, se observan una serie de síntomas que se sobreañaden al dolor específico de la FM:
    Debilidad generalizada, dolores musculares y articulares difusos. Otro síntoma frecuente es la rigidez en la planta de los pies.
    Alteraciones del sueño: problemas para conciliar el sueño e interrupciones frecuentes del dormir durante la noche. La alteración del sueño también puede presentarse bajo la forma de mioclonus (espasmos musculares en las piernas y en los brazos durante el sueño), lo que provoca un sueño de mala calidad que hace que la persona con FM se duerma sin problemas, pero el nivel profundo del sueño se ve dificultado por la aparición de los dolores.
    Fatiga matutina y durante el día.
    Rigidez matutina, en general de forma leve.
    Cefaleas.
    Sensación de entumecimiento y hormigueo de una extremidad, y sensación de tumefacción (hinchazón de un órgano).
    Colon irritable
    Bejiga irritable (constante necesidad de orinar)
    Otros síntomas frecuentes son el dolor de cabeza, la caída del cabello, sensibilidad a la luz, colon irritable, entumecimiento o calambres de las extremidades.
    Estos síntomas tienden a fluctuar y no necesariamente ocurren simultáneamente. Pueden aparecer lentamente o de repente.

    ¿Existen pruebas para diagnosticar de forma confiable la Fibromialgia ?
    Esta es una pregunta que surge frecuentemente y la respuesta, hoy por hoy es claramente negativa. El diagnóstico es sólo clínico y se basa en descartar otras posibilidades y en valorar si el paciente cumple los criterios citados anteriormente.
    Hay algunas pruebas, sobre todo análisis en la sangre, que nos permiten afianzar más el diagnóstico, pero ninguna de ellas es determinante. Por éso los diagnósticos los dan los médicos y núnca las pruebas.

    ¿Cómo se trata la Fibromialgia?
    Existe amplia evidencia científica repecto al abordaje multidisciplinario como forma más eficaz de propuesta terapéutica. En líneas generales, los tratamientos están dirigidos a cinco objetivos simultáneos básicos:
    Soporte Psicológico colectivo y/o individual.
    Mejora de la calidad del Sueño.
    Tratamiento eficaz del dolor. Ozonoterapia
    Ejercicio Gradual.
    Aprender a respirar bien.

     

      Sarmiento 2608 6ºB - Tel./Fax (+54 11) 4952.7005 / 0800.666.1076 - C.P. C1045ABB - Buenos Aires, Argentina.
    lineaozono@lineaozono.com.ar - www.lineaozono.com.ar - Copyright 2005-2010